fbpx

Desfiles

Hay unas fechas clave del año en las que la gente se echa a la calle para celebrar magníficos desfiles llenos de emoción e intensidad, tanto en los pueblos como en las ciudades más grandes de la Costa del Sol. Los más pequeños los disfrutan mucho, aunque estos desfiles causan sensación incluso entre los adultos. Aquí te dejamos los eventos que no te puedes perder:

Cabalgata de los Reyes Magos (5 de enero)

A diferencia de otros países, en España son los Reyes Magos los que llevan los regalos a los niños en Navidad, y no Santa Claus. Con esta cabalgata, Melchor, Gaspar y Baltasar recorren la ciudad para saludar a los más pequeños antes de que se vayan a la cama entre risas nerviosas, listos para levantarse el 6 de enero y encontrar los regalos junto a sus zapatos. Se trata de un evento familiar en el que se pasean carrozas con los personajes favoritos de los niños, bandas de música y, para cerrar el desfile, los tres Reyes Magos, cada uno en su carruaje. La emoción de los niños también se debe a los caramelos que se lanzan desde las carrozas conforme avanza el desfile, así que lleva una bolsa o un cubo y prepárate para atrapar todos los que puedas. Incluso hay gente que coloca boca abajo un paraguas abierto con tal de no quedarse sin ninguno. Que no te sorprenda ver desde abuelos hasta adolescentes empujando y saltando para conseguir caramelos, porque es parte de la diversión. Zambúllete en el bullicio y deja que disfrute el niño que llevas dentro.

Te contamos un secreto: aconsejamos que te acerques a la oficina de turismo local más cercana para que te indiquen la ruta de la cabalgata y los horarios, porque la gente suele empezar a llegar hasta una hora antes para coger sitio. Lo que más nos gusta es dar con un bar o una cafetería que esté cerca de donde pasa la cabalgata y que tenga mesas al aire libre. De esta manera, podemos disfrutar del espectáculo mientras descansamos y, si nos apetece, acercarnos un momento a la multitud para coger algunos caramelos.

Carnaval

Si vas a estar en Marbella en febrero, podrás disfrutar de la diversión y la alegría propias del carnaval. Generalmente, se hacen dos desfiles. Uno está destinado a los niños para que la familia entera se disfrace y desfile por la ciudad. Le da cierre una alegre fiesta infantil en la que la diversión está asegurada con diferentes actividades, talleres, y hasta castillos hinchables. Si te gusta disfrazarte, te encantará saber que se premia a los mejores disfraces, así que ponte la máscara y sal a la calle a presumir de tus habilidades camaleónicas.

El otro desfile conforma la parte principal del evento. Se trata de una gran cabalgata que recorre la ciudad en carrozas contagiando alegría con sus juegos, espectáculos y sentido del humor. Prepárate para una calle rebosante de música a todo volumen, caramelos, actuaciones divertidas y, por qué no, gente armada con pistolas de agua o martillos de payaso. Aunque todo esto suene a locura, te aseguramos que es pura magia y diversión.

El carnaval es la época de la «chirigota», unas comparsas que, con su humor satírico característico, animan las calles y llenan los teatros. A lo largo de la semana hay diferentes actividades ideales para los más pequeños, así como conciertos y fiestas. Aunque la mayoría son de acceso gratuito, hay ocasiones en las que se debe abonar la entrada. Si vas a estar en la Costa del Sol por estas fechas, pide la programación oficial del carnaval en la oficina local de turismo más cercana para estar informado de todas las actividades y horarios.

Más información

Semana Santa

No cabe duda de que los desfiles más imponentes y relevantes del año tienen lugar durante la Semana Santa, cargados de emociones intensas, contemplación y tradición. Con estas procesiones anuales se conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, ya que se trata de una tradición de origen religioso que está muy arraigada a la cultura popular andaluza. Durante estos días, las calles de las ciudades se llenan de bullicio y emoción. Todo el mundo quiere ver pasar los majestuosos «tronos» (nombre que en Málaga se da a los pasos) sobre los que se pasean las imágenes bíblicas más importantes, generalmente acompañados de su banda de música. Estas Imágenes están talladas y pintadas con absoluta devoción y precisión. De igual modo, en los «tronos» nunca se escatima en ornamentos.

Las diferentes cofradías de la ciudad son las encargadas de la preparación, mantenimiento y marcha de su propio «trono», por lo que suelen disponer de una Casa Hermandad en la que se guarda el «trono» durante el resto del año, así como se realizan los arreglos y ensayos. Suele ser norma que únicamente las personas que pertenecen a esa cofradía tengan el honor de portar el «trono», con una jerarquía bien definida. Estas procesiones avanzan al ritmo de tambores y trompetas, acompañadas del característico aroma del incienso cofrade y con la solemnidad religiosa latente a la luz de las velas. Mientras los capirotes de los nazarenos destacan entre la multitud, podrás escuchar el tañer de las campanas o el tan sentido canto de saetas.

Se sacan tronos todos los días de la semana desde el Domingo de Ramos, excepto el Sábado Santo, a modo de recogimiento previo al Domingo de Resurrección. Como el carácter de las procesiones varía en función del pasaje bíblico que represente el «trono», verás algunas capaces de inundar las calles de alegría, mientras que otras recorren la ciudad a la luz de las velas en el imponente silencio de la noche. Por eso, siempre recomendamos consultar antes el itinerario. Por ejemplo, si vas con niños o te apetece ver las procesiones más alegres, busca las que se sacan durante el día en el Domingo de Ramos o el Domingo de Resurrección y disfruta de un ambiente animado y acogedor.

Si, por el contrario, te llama la atención el vigor palpable, la pasión y la devoción, entonces no te puedes perder las escenas nocturnas que se celebran del Lunes Santo al Viernes Santo. Las más impactantes tienen lugar el Jueves Santo, día en que se conmemora la Eucaristía en la Última Cena. Aunque suelen empezar a las 20:00 o 21:00, hay una que sale a medianoche.

La ciudad de Málaga es, sin duda, punto de referencia de la provincia para los amantes de la Semana Santa, con cifras que alcanzan decenas de miles de visitas. Atrévete a zambullirte en la multitud y disfruta de una auténtica tradición andaluza. Para ello, lo ideal es alojarse por los alrededores para que puedas acercarte a la ciudad en tren y no tengas que preocuparte por aparcar el coche en fechas tan señaladas, por eso te recomendamos que busques un alquiler vacacional en Torremolinos.

Las procesiones de Marbella también te dejarán con la boca abierta. Al igual que en Málaga, la energía de los tronos inunda las calles entre tambores e incienso. Eso sí, se trata de procesiones de menor tamaño, por lo que no hay tanta multitud de gente. Las impresionantes capillas e iglesias del casco histórico suelen estar abiertas al público durante esta semana, así que podrás ver los tronos antes de que salga la procesión. No se nos ocurre manera más auténtica de descubrir el centro de la ciudad. Consulta el itinerario de la Semana Santa de Marbella y echa un vistazo a la selección de alquileres de vacaciones en Marbella que ofrecemos en nuestra web.

También te encantarán el casco histórico y las procesiones de Estepona, donde la Semana Santa es mucho más tranquila, aunque también se vive con fervor y tiene mucho encanto. Si quieres obtener más información sobre la Semana Santa en Estepona, haz clic en el enlace proporcionado, o visita nuestra web para dar con el alojamiento que necesitas en Estepona.

Recuerda que las procesiones de Semana Santa tienen lugar en prácticamente todos los pueblos y ciudades de la Costa del Sol, aunque varían en tamaño e importancia. Marbella siempre es una buena opción para ser testigo de esta tradición española, ya que es una ciudad lo suficientemente grande como para poder ofrecer unas procesiones magníficas, sin las grandes multitudes ni los problemas de transporte que pueden darse en una ciudad como Málaga.

2019-03-14T11:21:28+00:00marzo 14th, 2019|0 Comments